Skip to main content

Los tipos de complementos policiales

Los complementos policiales son los materiales diseñados para que el trabajo policial sea más seguro y eficaz, como el chaleco antibalas policial, armas, sistemas de contención, grilletes, ropa y calzado táctico, cinturones, etc.

Deben tener unas características especiales con determinadas cualidades, definidas por el carácter mismo del trabajo; estas cualidades están referidas a seguridad, resistencia o flexibilidad.

Hay complementos policiales de protección (chaleco antibalas policial, guantes, etc.) y complementos de apoyo en la detención y contención de personas.

Tipos de complementos policiales

De protección

La vestimenta suele ser uno de los complementos policiales más evidentes. Se puede mencionar, aparte del obvio chaleco antibalas policial, gorras, capuchas o cascos, elementos de protección en caso de disturbios (para las caderas y la espalda), etc.

Protección antidisturbios

Entre estos complementos están las rodilleras espinilleras, los cascos antitrauma, camisetas y mangas anti corte, chaleco antibalas y anti punzón, chaleco táctico porta placas, escudos antidisturbios, entre otros.

El calzado debe ser de seguridad, con puntera reforzada, suela antiperforante, ignífugo, aislante eléctrico, impermeable y térmico (para frío y calor).

Contención y detención de personas

Por ejemplo, los sistemas de contención son dispositivos que facilitan la detención y contención de personas sujetando las extremidades con una cinta, promoviendo una inmovilidad no lesiva, lo que significa que no provoca dolor.

Es perfecto para operaciones militares y policiales y sirve para inmovilizar de forma segura y no lesiva a enfermos mentales y a personas alteradas.

Por otro lado, los grilletes o esposas son esenciales en el equipamiento de cualquier policía. Existen rígidas, con bisagras y de doble cierre con cadena.

Fundas, soportes, cinturones

En esta categoría entran todos aquellos complementos que sirven para que el policía lleve cómodamente la placa, el móvil, las esposas, las llaves o el arma, entre las muchas cosas que debe cargar consigo.

Por ejemplo, los cinturones suelen llevar ganchos donde calzar los distintos equipos, o donde se ajustan las trabillas para colocar fundas o llaveros.

Hay porta guantes, porta cargadores, porta spray con navaja o porta grilletes que se ajustan al cinturón mediante una pequeña pletina, asegurando bien tanto la funda como lo que guarda dentro de sí.

Otros complementos o accesorios son los bolígrafos tácticos, las linternas o las llaves universales de grilletes, así como porta guantes, llaveros y silbatos. También se pueden encontrar mochilas tácticas con sistema Molle y maletones para ordenadores.

Los cinturones tácticos pueden duplicar su capacidad con mosquetones colgantes, de los que colgar llaveros, linternas, y todos aquellos dispositivos que forman parte del equipamiento básico policial.

¿Son necesarios los complementos policiales?

Siendo que los complementos policiales están especialmente diseñados para el desempeño óptimo de las labores policiales, es razonable pensar que todos tienen una finalidad determinada (el más obvio tal vez es el chaleco antibalas policial).

Además, la organización de los mismos es importante, ya que no hará perder tiempo al policía buscando aquello que necesita en un momento clave; por otro lado, los porta armas y porta grilletes deben estar bien asegurados, lo que se logra con las fundas y mosquetones y demás complementos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies