Skip to main content

El nacimiento de las armas de fuego

 

armas de fuego

La invención de la pólvora y su utilización en las armas de fuego ha jugado un papel clave en el desarrollo de la historia mundial y sus conflictos bélicos. En Mac Uniformes te contamos todo sobre la historia y evolución de este tipo de armamento a lo largo de los años.

 

Historia de las armas de fuego

 

Comienzos

Si bien no está del todo claro su origen, se cree que sus inventores pertenecían a la Antigua China. Su historia se remonta al siglo X, donde quienes pertenecían a este país inventaron la “lanza de fuego”, compuesta por un palo de bambú o acero que contenía en su extremo un fuego químico. 

 

Primeras armas

Más adelante, fueron los europeos quienes comenzaron a comprarle pólvora a los chinos para poder crear sus propias armas de fuego. Así fue como se inventó el “cañón de mano”, un arma muy potente que se hizo popular porque derribaba a todos sus oponentes.

Luego del cañón, surgió la idea de la “esfera de plomo ardiente”, la cual tenía como objetivo principal poder ser utilizada sólo por dos personas.

A partir de esta última, se derivó la idea de crear una pistola de mano que se pudiera maniobrar más fácilmente. De este modo se inventó una pistola de cañón largo que utilizaba proyectiles a medida y estaba compuesta por un mango que permitía su agarre.

 

Mejoras que cambiaron la historia

Recién durante el siglo XV fue cuando se creó la mecha, la cual permitió la invención de armas de fuego portátiles. Con su combustión se podía encender la carga y así detonar la bala. Esta arma también permitió prescindir de un ayudante a la hora de utilizarla. 

En Alemania fue donde se logró una gran mejora en las armas de fuego que cambiaría radicalmente su historia. Se realizó una modificación dentro del cañón de la pistola que permitia que el proyectil girara al salir, de manera que éste no perdiera su dirección durante su trayectoria. 

Y en el siglo XVII llegó una nueva modificación: la capacidad de recarga. Esto permitia realizar hasta tres disparos en un minuto, algo que antes resultaba imposible. 

Todos estos avances sentaron las bases de la tecnología que hoy componen las armas de fuego. Lo que siguió después fueron creaciones de diferentes tipos de armas tales como la escopeta, la ametralladora, el rifle, el revólver, entre otros. Hasta hoy, el desarrollo de la producción armamentista no cesa, es una industria que sigue creciendo e innovando año tras año.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies